La ONU obtiene ‘información clara y convincente’ sobre la violencia sexual contra la población en Gaza | Internacional

El equipo de la ONU dirigido por la Representante Especial sobre la Violencia Sexual en los Conflictos, Pramila Patten, “informó de forma clara y convincente” durante su visita de 17 días a Israel que algunos rehenes en Gaza han sufrido diversas formas de violencia sexual. Las milicias palestinas capturaron a más de 240 personas en el ataque del 7 de octubre y se reunieron cerca de la ciudad en un canje de noviembre. En las conclusiones presentadas en estas horas en Nueva York, la misión de Naciones Unidas afirma que tiene asimismo, «razones para creer» que durante aquel ataque organizado por Hamás y que causó 1.200 muertos, también se produjeron actos de violencia sexual en menos de tres Lugares Vuelvo a Franja, “incluido en violación y violación grupal”. El equipo de Patten ha estado en contacto con «múltiples fuentes independientes» para desarrollar esta información. Sí, también “informaciones circunstanciales creíbles” que apunten a otras formas de violencia sexual, como la tortura sexualizada o la mutilación genital. La divulgación de la información ha generado un nuevo incidente con el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres. Israel lo acusó de «silenciarlo» y llamó a su portavoz en la ONU, Gilad Erdan.

El principal escenario de los actos de violencia sexual fue aparentemente el festival Nova, donde cientos de jóvenes todavía bailaban al escuchar a los primeros hombres y que luego se convirtieron en matanza: al fin y al cabo, un tercio de las muertes civiles y décadas de crímenes. El equipo tiene motivos para creer que en la explicación en la que se celebró y en el resto de espectadores hubo «múltiples incidentes de violencia sexual, siendo las víctimas a veces un grupo de violadores o violadores y luego matadas, o matadas mientras eran violadas». .

El informante, por ejemplo, alude a descripciones del hallazgo de cinco cadáveres, sobre todo de mujeres, «desnudos desde el cinturón debajo (y algunos completamente desnudos) con las manos atadas a la espalda, y muchos con disparos en la cabeza». También recopilamos «información creíble, basada en testigos» sobre una violación de dos mujeres por parte de hombres armados en la misma calle donde la investigación encontró «un modelo de un cuerpo desnudo, completo o atado con cinturón, en algunos casos» atado a árboles o postes. «. Si se constata el asimismo de la violación de una mujer junto con un refugio en Reim, uno de los kibutz (colectividadagricoltura) fue atacado. Descarta, apenas creíbles, otros casos que reflejan los medios en este momento.

Los soldados israelíes inspeccionaron el lugar del festival del ataque de Nova el 12 de octubre.León Neal (Getty Images)

Israel defiende desde hace meses el 7 de Octubre en un foco de casos aislados de violencia sexual, convirtiéndose en un mecenas que formaba parte de los aviones de la milicia Hamás. En el documento sobre el ataque, el movimiento islámico no participó en ningún caso de violencia sexual, ya que va en contra de los preceptos del Islam. El equipo de la ONU no comenta sobre esto en sus conclusiones. Subraya que no se puede determinar en una visita de 17 días ni cuántos casos tuvo en total, “ni atribuirlo específicamente”. Es algo que requerirá una investigación completa que probablemente durará años. Sistémicamente, siempre hay más violencia sexual de la que conocemos.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

suscribir

Cochav Elkayam-Levy, director de la Comisión Civil de Crímenes Cometidos por Hamás contra Mujeres y Niños, que documenta los casos, expertos en derecho internacional, derechos humanos y teorías feministas, informó en una entrevista a este diario que probablemente “es imposible separar” lo que realmente sucedió en términos de violencia sexual. “Lo que sabemos es que hemos encontrado crímenes sexuales y cuerpos abusados ​​en distintas zonas, y que reconocemos la violencia sexual sistemática. Y que las mujeres fueron atacadas de tal manera que las mujeres y en formas muy brutales”.

El informe de la ONU contiene numerosas referencias a las dificultades de su trabajo. El principal, el “número y acceso limitado” a supervivientes de violencia sexual. De hecho, el equipo de Patten no pudo proporcionar asesoramiento directo a ninguna de las víctimas del ataque del 7 de octubre, «pesa sobre los esfuerzos concertados que les animan a hacerlo». Patten explicó que los pocos que viven están recibiendo «tratamiento traumatológico especializado» y no pueden hablar de lo sucedido.

Otros tiempos aún están por ver el caos que dio lugar al día más mortífero en los 75 años de historia de Israel, en el que las fuerzas de seguridad permanecieron horas tarde y varios días a salvo en la zona atacada. El informe cita entre ellos “la limitación de las pruebas forenses debido al gran número de víctimas y la dispersión de las escenas del crimen en un contexto de persistentes hostilidades; la pérdida de evidencia potencialmente valiosa para la intervención voluntaria de emergencia sin una preparación adecuada; y la priorización de las operaciones de rescate y recuperación, identificación e identificación de los muertos según las prácticas religiosas, en aras del reconocimiento de las investigaciones forenses”.

Dificultad

Sobre este contexto habló Yael Sherer, quien consultó a las autoridades en la documentación de delitos sexuales el pasado 7 de octubre, en entrevista con este periódico. El director del Grupo de Defensa de Supervivientes de la Violencia Sexual, que fundó en 2019 en Israel, denunció la dificultad para obtener informes del ADN o identificar signos de violencia sexual cuando eran “muy pequeños” supervivientes, tenía 1.200 cadáveres En varios puntos de todas partes todavía se combatía y algunos estaban “completamente calcinados”.

“No podemos obtener las pruebas forenses que normalmente obtenemos ni tomar los escenarios como lo hicimos. No es realista esperar que un fotógrafo policial vaya a mil escenas de crímenes y no toque los cuerpos cuando también hay peleas y disparos. Así quedó claro quiénes resultaron heridos, quiénes fueron secuestrados y quiénes desaparecidos. Las personas fueron trasladadas a hospitales y se les dijo de dónde venían. Y todo esto durante una ola de calor, que es muy difícil de acomodar para la casa”, dijo.

La misión visitó el país entre el 29 de enero y el 14 de febrero, en un momento de creciente hostilidad en Israel en Naciones Unidas y en ONU Mujeres, en momentos en que era acusada de ignorar la violencia sexual por parte de los propios antiisraelíes y que era la tema de una campaña con el lema”Yo también a menos que seas judío«(Yo tambiénexcepto que sea judía).

Las autoridades israelíes recibieron, de él, las conclusiones del informe como un reclamo con meses de retirada, aunque no fueron comunicadas directamente a Hamás ni confirmaron que la violencia sexual fuera sistemática. «Tiene una enorme importancia», dijo el martes el presidente, Isaac Herzog, en un comunicado. “Apoyar con claridad moral e integridad los crímenes sexuales sistémicos, premeditados y continuos cometidos por los terroristas de Hamás contra mujeres israelíes”.

La publicación del documento también generó un nuevo incidente con el Secretario General de Naciones Unidas. Israel, tras informar al Ministro de Asuntos Exteriores, Israel Katz, llamó a su embajador ante la ONU, acusando a Guterres de «intentar silenciar» las «informaciones graves de la ONU sobre las violaciones masivas cometidas por Hamás y su alias». el 7 de octubre”; sin convocar al Consejo de Seguridad de la ONU para «declarar a Hamás como organización terrorista e imponer sanciones a quienes la apoyan». «Esto grita al cielo la vergüenza del silencio de la ONU, que no celebra una sesión sobre el tema», dijo Katz.

Sigue toda la información internacional en FacebookXo en nuestro boletín semanal.

Regístrate para seguir leyendo

lee sin limites

_